La importancia de elegir el aroma correcto

¿Por qué es importante la elección del aroma correcto?

  • Reforzamos el poder de la marca, de la identidad corporativa y conseguimos que te recuerden.
  • Podemos lograr el efecto que deseemos en nuestros empleados para mejorar su productividad.
  • Creamos un ambiente confortable para nuestros clientes que les invita a permanecer más tiempo en nuestro negocio.

¿Cómo elegir el aroma correcto?

Aquí es donde entramos los profesionales del Marketing Olfativo, evaluando el espacio, el tipo de negocio, el tipo de cliente al que queremos conquistar y sobre los valores de Marca que queremos ofrecer.

Un error muy habitual que nos encontramos, es que el cliente tiene un aroma que le encanta y lo quiere para su negocio, sí o sí.

¡ERROR! Nuestro perfume preferido, generalmente no encaja con los valores que nosotros queremos transmitir de nuestra marca, si realmente quieres que funcione, es importante llegar hasta el alma de tu negocio y traducir sus valores olfativamente.

Llegó el momento

Uno de los principales desafíos para nosotros es crear y mantener la relevancia de un aroma. La clave para lograrla exige en comprender cómo interpretar los deseos y valores de marca que quiere trasmitir nuestro cliente.

Lo habitual es utilizar un olor cualquiera que más o menos encaja en determinado sector, pero nosotros queremos ir un poco más allá.

Ahora toca nuestro momento preferido, con las conclusiones ya muy claras de lo que queremos trasmitir elegimos dos o tres perfumes que encajen en la estrategia de marca.

Vuestro momento ¡Wow!

Nos encanta cuando nuestro cliente nos comenta, “este aroma nos representa” no os vamos a engañar, no es nada fácil llegar a ese momento, pero ese es nuestro gran reto.
¿Y si el perfume no le gusta a todos nuestros clientes? No te preocupes, el Marketing Olfativo tiene un componente muy emocional en el que nunca se puede agradar a todo el mundo, pero con el estudio minucioso que hacemos de vuestro tipo de cliente, este rechazo se puede minimizar.


Que es marketing olfativo

Hace aproximadamente un siglo, el novelista francés Marcel Proust (1871-1922) en su obra “A la búsqueda del tiempo perdido”, describió cómo el olor y sabor de una magdalena devuelven a la infancia al protagonista, a sus colores, sabores y sentimientos. Es el hilo que le conduce al pasado.
La ciencia se ha interesado también por el «efecto Proust», y estudia las bases neurológicas de la evocación de recuerdos y su aplicación, por ejemplo, en el campo del Marketing Sensorial.

Despertando emociones

Hasta hace poco, las empresas no se habían percatado del efecto que produce un olor agradable en la experiencia del cliente. La mayoría de las firmas han basado su identidad corporativa en la imagen (el logotipo, el patrocinio o el mobiliario de los establecimientos) y el oído (el hilo musical de las tiendas o la melodía de un anuncio en televisión).
Sin embargo, la emoción que evoca un olor puede ser decisiva en el momento de la compra y es posible identificarlo con los valores que la marca pretende transmitir.
El 83% de todas las comunicaciones comerciales apelan solo al sentido de la vista. Dejando el 17% para el resto de nuestros cuatro sentidos. Sin embargo, lo que oímos y olfateamos es significantemente más influyente en nuestro humor y emociones que ningún otro sentido.

El poder de los aromas

Un estudio de la Universidad de Rockefeller de Nueva York, reveló que el ser humano recuerda:
El 35% de lo que huele, el 5% de lo que ve, el 2% de lo que oye y el 1% de lo que toca.
Los olores modifican directamente nuestro comportamiento y las funciones corporales. Es el sentido más desarrollado por los humanos y al contrario que los otros llega directamente a el sistema límbico que es la región cerebral responsable de las emociones, sentimientos, instintos e impulsos, de almacenar los contenidos de la memoria y regular la liberación de hormonas.
Al alcanzar directamente el sistema límbico consiguen rápidamente una acción / reacción, ya que ataca directamente a los instintos básicos, a la memoria y a las emociones.
Los olores nos influyen de una manera directa pudiendo relajarnos, calmarnos, estimularnos, asustarnos, seducirnos, provocarnos… Podemos llegar a identificar más de 10.000 aromas diferentes que influyen en nuestra memoria y sentimientos.
Son numerosos los estudios que se han realizado para intentar comprobar el efecto de los olores en la efectividad, en la memoria e incluso en el estado de ánimo.

¿Qué es el Marketing Olfativo?

El marketing olfativo consiste básicamente en dar a una marca o empresa un odotipo, es decir, un olor único y exclusivo que la identifique. El odotipo, junto con el resto de elementos de imagen de la empresa como el logotipo y el eslogan, complementa la identidad de la empresa.
La función comercial del odotipo consiste en crear una asociación olfativa del aroma con el producto o servicio. El cliente asocia un aroma agradable con el producto, lo que crea una percepción positiva del mismo y por tanto aumenta las posibilidades de que vuelva a consumirlo o contratarlo.
Bienvenido al emocionante mundo del Marketing Olfativo.